fbpx

Blog

Vivir Sin Deudas / Ley de la segunda oportunidad  / La responsabilidad de los administradores de las deudas frente a Hacienda
deudas

La responsabilidad de los administradores de las deudas frente a Hacienda

El siguiente artículo se dedica a aclarar algunas dudas entorno a la responsabilidad de los administradores en relación con las deudas frente Hacienda. Comencemos:

1-. ¿Pueden ser responsables los administradores de las sociedades de las deudas?

Los administradores de las sociedades jurídicas, sean Sociedades Limitadas o Anónimas, pueden ser responsables de la deudas de la sociedad frente a Hacienda.

2-. ¿Qué establece la normativa tributaria en España?

La normativa tributaria establece un sistema de derivación de responsabilidad, determinando que se podrán declarar responsables de las deudas tributarias, junto a la propia sociedad, a los administradores de la misma, ya sea de forma solidaria o subsidiaria.

3-. ¿Qué diferencia hay entre la responsabilidad solidaria y/o subsidiaria?

La diferencia entre estos dos tipos de responsabilidad radica en que al responsable solidario se le puede reclamar el cobro de la deuda en cualquier momento, sin necesidad de haber agotado previamente la acción de cobro contra la sociedad. Por otro lado, el responsable subsidiario solo responderá por las deudas previa declaración de fallido de la sociedad.

Esto ocurre cuando Hacienda declara la insolvencia de la entidad o bien que no existan bienes embargables ni de la sociedad ni de los deudores solidarios.

Por lo tanto, la responsabilidad del administrador puede hacer que éste deba responder con su patrimonio personal por deudas de la sociedad que administra.

Cuando se trata de infracciones tributarias, es decir, sanciones, serán responsables subsidiarios los administradores que no hubiesen realizado los actos necesarios para el cumplimento de la obligaciones y deberes tributarios, o bien que directamente hubiesen adoptado acuerdos causantes del impago de los tributos.

También responderán subsidiariamente los administradores por obligaciones tributarias devengadas o pendientes de la sociedad en el momento del cese de su actividad empresarial, siempre que no hubieran hecho lo necesario para su pago, o bien que directamente tomaron acuerdos en tal sentido.

4-. ¿Algún ejemplo?

El caso más típico en que Hacienda puede ir directamente contra el administrador sin intentar cobrar antes de la sociedad (responsabilidad solidaria) se da cuando el administrador participa en la ocultación o transmisión de bienes de la sociedad para intentar evitar que ésta pague sus deudas.

5-. ¿Hemos tenido algún caso de este tipo?

Sí, alguna vez Hacienda ha reclamado la deuda a título personal a alguno de nuestros clientes con sociedad concursada, aduciendo que el cliente era el supuesto sucesor de la entidad. Pues bien, Hacienda se extralimitaba, pues el artículo 40 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003) dice que responderán solidariamente de “Las obligaciones tributarias pendientes de las sociedades y entidades con personalidad jurídica disueltas y liquidadas (…)”.

No quedan obligaciones pendientes derivadas de un procedimiento concursal cuando éste ha sido concluido y se hubiere calificado como fortuito, por lo cual no hay responsabilidad a derivar al administrador. Por cuanto no es lo mismo una liquidación societaria que una concursal. De hecho, no es posible disolver y liquidar una sociedad cuando quedan deudas pendientes, pues el Registro Mercantil rechazará la inscripción de dicha disolución.

Por favor, tomen nota:

Por eso, quiero dejar claro que la única vía alternativa es el concurso de acreedores, por cuanto en el mismo se abrirá la pieza de calificación del concurso y es en esta fase en donde se determinará la responsabilidad del administrador. El administrador concursal es el encargado de realizar los pagos a los acreedores en orden jerárquico en base a la calificación de sus respectivos créditos (ordinario, subordinado, privilegiado, etc).

Hacienda no puede, en un procedimiento concursal, derivar la responsabilidad posteriormente a su conclusión, puesto que no hay responsabilidad a la que derivar las deudas de la sociedad. Habrán sido abonadas, o no, en virtud de lo establecido en la Ley Concursal  y, por tanto, la responsabilidad de los administradores habrá sido determinada en la fase de calificación del mismo (culpable o fortuito).

Por lo tanto, no es buena idea simplemente dejar morir una sociedad, pensando que Hacienda ya no podrá reclamarnos nada. Grave error, pues Hacienda tiene hasta cuatro años para derivarnos la responsabilidad, sea de forma subsidiaria o solidaria. La consecuencia inmediata es que pasará a reclamarnos la deuda e iniciará la fase de embargo sobre nuestra fuente de ingresos y/o bienes.

Por ello, lo más aconsejable es acudir al Concurso voluntario de Acreedores.

¿Aún tiene dudas respecto a la responsabilidad del Administrador frente Hacienda?

No Comments

Post a Comment