Autonomo en quiebra

Autónomo en quiebra

La situación de quiebra de un autónomo es un tema delicado y que puede generar preocupación y estrés. En este artículo, vamos a abordar algunas cuestiones importantes relacionadas con esta situación y las posibles alternativas que se pueden considerar.

Estado de alarma y prestación extraordinaria

Ante el cierre de negocios debido a la declaración del Estado de alarma, los autónomos que se vean afectados por esta situación tienen la posibilidad de solicitar una prestación extraordinaria. Además, aquellos autónomos que tengan trabajadores a su cargo y hayan tenido que cerrar su negocio también pueden presentarla después de realizar un ERTE.

No es necesario cumplir un período mínimo de cotización para solicitar esta prestación, solo es necesario estar dado de alta en alguno de los regímenes y estar al corriente de pago de las cotizaciones sociales. Además, al solicitar esta prestación, el autónomo no tendrá que pagar las cotizaciones y se considerará como cotizado, sin perder las bonificaciones como la tarifa plana. Esta prestación puede solicitarse por un período de un mes, prorrogable si el Estado de Alarma se extiende por más de un mes.

Importe de la prestación extraordinaria

El importe de la prestación será el 70% de la base reguladora. En caso de haber cotizado menos de 12 meses, será el 70% de la base mínima de cotización del colectivo al que pertenezca. Si se ha cotizado al menos 12 meses, el importe será el 70% de la base reguladora.

Alternativas en caso de quiebra

En caso de que el negocio del autónomo se encuentre en situación de quiebra después del COVID-19, es importante analizar las circunstancias específicas del caso para determinar la solución más beneficiosa y menos perjudicial.

Una opción que muchos autónomos están considerando es la realización de un ERTE, que permite afrontar esta situación de causa mayor. Según el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, en caso de que el ERTE sea por "fuerza mayor", la empresa puede ahorrarse el pago de la cotización a la Seguridad Social y los salarios durante el período de suspensión de los contratos laborales, siempre y cuando tenga menos de 50 trabajadores.

Otra alternativa que el Gobierno ha proporcionado es solicitar un préstamo ICO una vez finalice el Estado de Alarma. Este préstamo puede ayudar a hacer frente a la situación de insolvencia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la reunificación o refinanciación de deudas también puede generar un mayor perjuicio para el autónomo o empresario si no se analiza adecuadamente.

En conclusión, la situación de quiebra de un autónomo es un escenario complicado, pero existen opciones y alternativas que se pueden considerar. Es importante buscar asesoramiento profesional y analizar detenidamente cada caso para tomar la mejor decisión en cada situación.

autonomo en quiebra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir